Manual de Colombofilia | Razas | Libros

Colombofilia

Cría y reproducción

  • cereales combustible para las carreras
  • pichones compartidos en el palomar
  • el desarrollo de los pichones
  • palomas mensajeras de color
  • grit para palomas
  • embriones
  • criterio para la seleccion de pichones
  • el palomar en abril

Salud y veterinaria

micotoxinas en palomas

Micotoxinas en palomas

Para los aficionados a los  que nos gusta el deporte de la colombofilia es muy ...

Leer más »
como alimentar a las palomas mensajeras

Cómo alimentar a las palomas mensajeras

La alimentación es sin duda uno de los aspectos fundamentales de la colombofilia. Nuestra palomas, ...

Leer más »
rinitis contagiosa

Rinitis contagiosa

En muchos casos las afecciones del aparato respiratorio son infecciones mixtas. Originalmente los factores debilitantes ...

Leer más »
uso de probióticos en palomas mensajeras

Cuándo usar probióticos en palomas mensajeras

Los pichones de paloma necesitan de varias semanas tras su nacimiento para desarrollar completamente la ...

Leer más »

¿Interesado en seguir leyendo?

¿Interesado en seguir leyendo?

¿Qué hace únicas a las palomas mensajeras?

La capacidad innata de esta raza especial de palomas para encontrar el camino a casa incluso liberándola a cientos de kilómetros de éste la ha convertido desde tiempo inmemorial en un primitivo pero efectivo medio de comunicación, una forma rápida de enviar mensajes cruciales en muchos casos.

Egipcios, romanos, árabes o europeos más recientemente durante la Segunda Guerra Mundial utilizaron a estas aves para comunicarse e incluso salvaron muchas vidas.

En contra de lo que erróneamente mucha gente piensa que basta coger a una de estas palomas, ponerles un mensaje en la pata y liberarla para que le llegue el citado mensaje a la persona que deseamos, esto no funciona así.

Si quiero comunicarme con alguien, supongamos un amigo, mediante estas aves debo tener palomas suyas en mi casa y al soltar una ésta irá a su casa de origen con el mensaje y viceversa. No se puede enseñar ni educar a una paloma para que se dirija a una ubicación geográfica concreta. Sólo nos aprovechamos de su capacidad innata de saber volver a casa para comunicarnos entre cualquier punto y su palomar de origen.

El cómo lo hacen, es decir, la forma exacta de cómo encuentran la ruta de regreso en territorios que no conocen y nunca han estado antes sigue siendo una incógnita no resuelta todavía, aunque la teoría más aceptada argumenta que utilizan sentidos como la vista y el olfato, además de su capacidad innata para interpretar el campo magnético de la tierra y orientarse mediante él.

Como quiera que fuere, esta habilidad genética ha sido conservada y potenciada por los criadores modernos de palomas mensajeras, los colombófilos, durante décadas con fines deportivos y recreativos, cultivando una raza de palomas única, mejorada, más competitiva y estéticamente bella.

¿Sabias que hay palomas que valen miles de euros?

Ser el poseedor de la paloma ganadora de un gran carrera o competición no es tarea fácil ni casual. Detrás hay muchos años de cría y selección, de cuidados permanentes para que el rendimiento deportivo y el estado de salud sean óptimos.

Esta es una afición exigente que precisa de un trabajo diario para entrenar y mantener en óptima forma a estos “corredores de élite” alados.

Por ello, los campeones de las grandes pruebas del circuito internacional se cotizan a precio de oro, incluso se llegó a pagar por una sola paloma 300.000 €, como ocurrió con “Bolt”, un palomo propiedad del criador belga Leo Heremans y que se vendió en ese precio en 2013.

Aunque este caso fue excepcional, lo cierto es que pichones de reconocidos criadores europeos (de mayor tradición colombófila del mundo) pueden ser vendidos y comprados por varios miles de euros, dependiendo su precio del pedigrí del ave, de los logros deportivos de sus progenitores y ascendientes.

Todo sobre las palomas mensajeras

Para ser un experto en la cría y competición con palomas mensajeras, y por qué no, también en la venta de las mismas, cualquier colombófilo experimentado sigue unas pautas básicas de conducta en el manejo de su colonia de palomas.

Generalmente una se inicia en ésta afición de muy joven, porque tiene un familiar o amigo cerca al que ayuda generalmente en las labores propias del palomar; alimentando a las palomas, realizando tareas de limpieza, observando el comportamiento de cada ejemplar y su actitud con el resto de las palomas.

Poco a poco va calando en uno la afición y el amor por la paloma mensajera. El trato diario con ellas para darles de comer, cuidarlas y valorarlas para ver si poseen aptitudes para la competición hace crecer un fuerte vínculo entre el colombófilo y sus palomas

Los mejores profesionales suelen derivar a las palomas que han obtenido los mejores resultados en la competición para utilizarlas como reproductoras.

La opción de utilizar la consanguinidad (cruzar ejemplares de una misma familia o linaje) para mejorar la línea sólo se debería emplear en caso de contar con excelentes reproductores, en caso contrario no merece la pena siquiera intentarlo, ni tampoco es aconsejable basar toda nuestra estrategia en la consanguinidad. Otro tipo de aves, de eficacia probada, aunque no sean de nuestra línea de cría pueden obtener buenos resultados y es que la consanguinidad como único criterio para seleccionar al equipo de vuelo no suele dar los resultados esperados.

Para renovar o mejorar su cuadro reproductor se pueden introducir nuevos ejemplares pero que cuenten reputados pedigríes siempre.

Los primeros años del colombófilo en la colombofilia

Cuando uno se inicia en ésta afición oirá más de una vez que es mejor hacerlo con pocas palomas, unas cuantas parejas para criar y pocos pichones para volar, pues el la forma de controlarlos y manejarlos más efectiva. Necesitas conocerlas a fondo a todas y cada una de ellas: su estado anímico, su estado físico, cuando necesitan comer, cómo estimularlas para el vuelo, en definitiva todos los aspectos de su vida y su actividad en el palomar.

Si te sobrecargas con muchos ejemplares, como suele pasar cuando uno empieza y ansía llegar rápido a los éxitos, no podrás dedicarles la atención y la observación que cada uno precisa y esto irá en detrimento de los resultados deportivos que a posteriori se consigan.

" Pocas palomas pero bien atendidas siempre será la máxima de un colombófilo juicioso."

Ser constante y observador así como dedicarles mucha atención a tus palomas es el secreto, el más importante, para llegar a conseguir ser campeón en colombofilia.

El sistema de entrenamiento

Siempre estará delimitado por las características climáticas del país donde nos encontremos pero por regla general éste comienza a finales de invierno o principios de primavera, con las primeras sueltas de entrenamiento para los jóvenes pichones y adultos que competirán el año en curso: 5, 10, 15 , 20, 40 Km. en las inmediaciones del palomar para que vayan cogiendo el tono y así ir ampliando la distancia progresivamente.

Aparte de estas sueltas de entrenamiento en estas distancias cortas, también se realiza ejercicio físico volando sobre el palomar. Una hora por la mañana y otra por la tarde de vuelo libre sobre las instalaciones ayuda a valorar si nuestras mensajeras están animadas y preparadas físicamente para distancias mayores.

En el caso de pichones o yearlings, una vez destetados sobre los 25 días de vida, cuando comienza a comer solos, se les aparta de sus progenitores y los pondremos en un voladero o zona abierta para que vayan familiarizándose con el entorno del palomar. Una vez que ya saben volar iniciaremos el entrenamiento con la cesta y con distancias cortas de 5 ó 10 Km. que iremos aumentando según vayan evolucionando.

Tipos de competiciones

El entrenamiento debe estar orientado al tipo de prueba al que vamos a llevar a participar a las palomas mensajeras, pues varía mucho el esfuerzo y rendimiento que se precisa para afrontar una carrera corta, un medio fondo (aprox. 500 Km) o un gran fondo (de 700 a 1000 Km. o incluso más).

Por ello hay colombófilos que se especializan en una distancia concreta y trabajan a sus voladores para esa distancia en particular. Pretender ser el mejor en todas las distancias es casi una utopia y por ello que cada criador se decante por centrarse un una en concreto e intentar ser el mejor de ella.

El palomar

Tipos y tamaños de palomares hay muchos, así como los diferentes tipos de materiales que podemos utilizar en su construcción, la orientación, el tamaño, la distribución de los departamentos, un acceso cómodo tanto para palomas como para el cuidador, etc.

Pero lo más importante de un palomar es la sensación de comodidad y tranquilidad que debe infundir a las palomas de la colonia.

Ni corrientes de aire, ni suciedad, olores o ruidos molestos, ni frío ni humedad debe haber en nuestras instalaciones para que las palomas se sientan a gusto, tranquilas y confiadas. Ésta sensación acogedora redundará en los resultados que obtengamos.