Manual de Colombofilia | Razas | Libros | De compras
Home / Salud y veterinaria / Cómo alimentar a las palomas mensajeras

Cómo alimentar a las palomas mensajeras

como alimentar a las palomas mensajerasLa alimentación es sin duda uno de los aspectos fundamentales de la colombofilia. Nuestra palomas, que debemos considerar como verdaderas atletas del aire necesitan, como tales atletas, una alimentación correcta y adecuada para que los resultados deportivos sean los deseados.

Con una alimentación regulada nuestras palomas obtienen los nutrientes necesarios para su mantenimiento, su crecimiento, para afrontar con éxito la estación de cría y enfrentarse a retos tales como las competiciones deportivas o la muda de la pluma de otoño.

Hablemos pués de los principales componente de una alimentación equilibra para palomas mensajeras:

1. Hidratos de carbono; azúcares o glúcidos.

Conocidos comunmente como azúcares, es energía para las células del organismo, una forma “rápida” de energía, que la paloma no puede almacenar en grandes cantidades y que se consume también de forma rápida por el organismo. Es la que generalmente se emplea en las primeras fases del esfuerzo o durante el vuelo y también resulta imprescindible para el correcto funcionamiento de las funciones del cerebro. Trigo, maíz, arroz, etc… son los granos que comunmente aportan éstos hidratos de carbono.

2. Proteínas.

Éstas son necesarias para la formación de nuevos tejidos y órganos así como para el mantenimiento de los ya existentes en el organismo. Las necesidades de proteínas por parte del ave aumentan en determinadas fases de su vida (de pichones, recuperación tras una competición, …). Un exceso de ingesta de proteínas también puede ser contraproducente pues originaría transtornos en el metabolismo (problemas renales, aumento del ácido úrico, etc… ).

Las proteínas las incorporamos a la dieta  fundamentalmente con granos de leguminosas; lentejas, guisante, pipas, etc ..

3. Grasas o lípidos.

Necesarias para la formación de nuevas estructuras así como reserva de energía que se utilizará cuando el organismo la necesite, como son las fases centrales y finales del vuelo. En definitiva un “combustible” de fácil almacenaje y utilización. Los granos que aportan grasas  a la dieta son los oleaginosos o de alto contenido graso: pipas, colza, linaza, cañamón, etc…

4. Aminoácidos.

Forman parte de distintos tejidos del organismo y deben estar presente en la dieta en pequeñas cantidades.

Guardar