Manual de Colombofilia | Razas | Libros | De compras
Home / Colombofilia / Conceptos básicos sobre la salud de las palomas

Conceptos básicos sobre la salud de las palomas

consejos básicos sobre la salud de las palomasDesde hace tiempo se insiste en que lo más importante para poder competir bien es tener las palomas sanas durante todo el año; una paloma mediocre sana siempre competirá mejor que un campeón insano.


Lo anterior parecerá de una lógica aplastante y habrá quien  diga que tiene  palomas sanas, pero se equivocan de lleno ya que no es suficiente que aparentemente parezcan sanas, que sus excrementos sean regulares, que vuelen libremente media hora diaria alrededor del palomar, que regresen medianamente bien de sueltas cortas, etc.


Una paloma está sana si es capaz de volar libremente un mínimo de una hora alrededor del palomar, con vuelo alegre y suficiente altura, y que al posarse no abra el pico jadeando, que su respiración sea normal, profunda y limpia, sus ojos brillantes, sus carnes rosadas, su plumaje sedoso y brillante, sus excrementos perfectos. Si examinamos varias palomas nos daremos cuenta que en muchas épocas del año no cumplen los requisitos anteriores (especialmente a mitad de los campeonatos).

Control del palomar

Para llevar un control perfecto, el palomar ha de estar bien orientado, aireado, limpio y sin polvo, rejillas en el suelo, y dos palomas por metro cuadrado. ¿Cuántos colombófilos en todas las estaciones del año cumplen lo anterior?  ¿Cuántos colombófilos se preocupan de sus palomas seriamente durante todo el año? ¿Verdad que la mayoría sólo en la época de concursos?
¿Qué me decís sobre la reproducción?
¿Cuántos se aseguran que antes de juntar las palomas estén sanas bajo un control riguroso del veterinario?
¿Cuántos saben mantener sanos los reproductores con comida adecuada, grit adecuado de diferentes variedades, polivitamínicos, control veterinario, baño cada semana, vuelos regulares, limpieza contínua, pocas parejas cuyos pichones reciben todas las atenciones diarias necesarias, etc.?
¿Qué calidad de pichones se pueden obtener si no se cumple lo anterior?

Hay colombófilos que se lamentan: “El año pasado tal pareja me dio muy buenos pichones y este año no me ha dado ni uno de calidad. ¡Seguro que la razón es que su cuidado y salud no eran perfectos… !”.
A veces dejamos las palomas reproductoras con el plumaje sucio, seco y con más de 100 gr. de exceso de peso.

Los reproductores deben volar todos los días, comida individualizada y baño semanal. Por eso es que algunos con más de 14 años (hembras y machos) dan pichones vigorosos y con la misma calidad que sus progenitores, a pesar de utilizar una consanguinidad muy cercana.

Antes de juntados se ha de vacunar contra la paramixovirus y la salmonela y administrarle comida de cría, y cuando han puesto los huevos, 50%D + 50%C para que se limpien de las toxinas (proteinas) y no engorden. Cada 3 o 4 semanas control de tricomonas. Cuando los pichones tienen unos 7 días, hasta su destete, (23 días), recibirán 150 mgr. de trifosfato cálcico. Las hembras, cuatro o cinco días antes de hacer los huevos y hasta una semana después de haberlos hecho, recibirán 150 mgr. de trifosfato cálcico para ayudar a la formación del huevo y ayudar a que cierren la pelvis.


Es fundamental que los reproductores tengan mucho espacio libre en el palomar con nidos amplios y sin que se molesten entre ellos. En un compartimento de 12 m2 no pueden haber más de 10 parejas reproductoras. Sin una reproducción sana y de calidad todo el resto (pichones y competición) no sirve de nada.

Hay muy pocos colombófilos que saben de inmediato cuando una paloma tiene algún problema de salud casi imperceptible pero que detectado a tiempo puede ser controlado con eficacia. Para ello es indispensable tener pocas palomas y ser capaces de controlarlas una a una varias veces al día.
Cada día auscultaremos las palomas, observaremos la parte interior de la boca, los excrementos de la noche han de ser bolas a primera hora de la mañana y estar apelmazados entre si con plumón adherido, señal que han descansado bien sin problemas de ácaros ni de cualquier tipo de infección bacteriana.

consejos básicos sobre la salud de las palomasLos pichones: destete y vacunación

A la hora de controlar la salud de los pichones destetados (edad: 23 a 25 días),  una vez destetados, los vacunamos de paramixovirus y viruela con una vacuna bivalente ( una de las más eficaces sería Colombovac) y los colocaremos en un palomar exprofeso para pichones destetados, sin compañeros de mayor edad o como máximo con otros pichones ni mayores de 3 meses durante dos o tres meses.
Recordemos que siempre que se quiera vacunar una paloma tenemos que aseguramos que no está afectada de bacterias patógenas ni tiene ningún virus, ya que de lo contrario puede ser fatal. Por ello haremos un control por un veterinario.
Una vez vacunadas, les daremos un polivitamínico rico en EB12 (Chevita u otro) y seguiremos dando 150 mgr. de trifosfato cálcico hasta que tengan unos 35 días. La comida será para pichones, es decir, muy rica en leguminosas. Les pondremos tres tipos de grit (cascarilla, piedra picoré y multimineral) el cual será renovado cada semana, ya que al ensuciarse de polvo y suciedad, lo aborrecen.

En el primer año de nacimiento todavía no tienen suficiente inmunidad (resistencia) a las numerosas infecciones por lo que es fundamental tener el palomar limpio y pocas palomas. Cada semana desinfectaremos los bebederos y comederos y cada mes desinfectaremos el palomar. Baño cada semana con sales de baño e insecticida adecuado.

imagen el baño en colombofilia

Durante el verano cuidaremos los pichones como si fueran nuestros propios hijos con vuelos diarios y a partir de los 3 o 4 meses entrenamientos cortos en las cuatro direcciones cardinales (5 Km., 10 Km., 20 Km., 40 Km., 60 Km., 100 Km.). Estas sueltas tienen como único objetivo desarrollar su sentido de orientación y no como muchos hacen el de eliminar pichones por tener superpoblación. Las sueltas serán repetidas 2 o 3 veces e iremos avanzando lentamente con sueltas en buen tiempo atmosférico, soleado, poco viento racheado y sin excesivo calor (menos de 25° C}; en verano sobre las 7 h. a 9 h.
Cuando tengan unos 4 meses separaremos los sexos con el fin de que sigan desarrollándose bien, realicen una muda correcta en cuanto a calidad y rapidez y vuelen con más alegría alrededor del palomar. Así mismo para mejorar la calidad del nuevo plumaje les daremos té un día por semana y como postre unas semillas de linaza.

Cada 3 semanas un sobre en 6 litros de agua de Micosan-t (Chevita) para aseguramos que no cogen ninguna infección bacteriana y además es beneficioso para la renovación de la pluma.
Una vez hayan mudado (noviembre-diciembre) control veterinario y tratamiento específico si lo requiere.

En los meses de otoño-invierno hay que conseguir que en el palomar haya renovación de aire (sin corrientes de aire), captación máxima de las pocas horas solares controlando ventanas y tejado corredizos.

Limpieza profunda de los excrementos y polvo dos veces por día, 2 palomas por metro cuadrado, sexos separados, comida depurativa, té depurativo, sin olvidamos de dar cada tres semanas Micosan-t en 6 litros de agua. Comprobaremos semanalmente las vías respiratorias y si están cerradas o están algo costipados les daremos infusiones de hierbas con propiedades contra los bronquios, flemas, etc. Como preventivo se puede dar dos veces por semana ya que al no ser antibiótico no les perjudica y las mantiene inmunes de estas dolencias.

En días fríos, húmedos y ventosos no deben salir a volar pero ventilaremos los palomares dos veces al día, manteniendo muy limpios los palomares. Es esta época es crítico mantener la salud para que en primavera se encuentren fuertes y vigorosos por lo que la superpoblación está totalmente prohibida.

Científicamente se ha demostrado que en un palomar limpio, sin polvo, aireado, bien orientado y con rejillas en el suelo, no pueden las palomas tener coccidias ni vermes. Además con el control de las tricomonas cada mes, se controlan las coccidias, manteniéndolas a un nivel no patógeno.

Finalmente en el cuadro adjunto  aparecen las últimas indicaciones por semana y día como orientación a todo colombófilo en función de la distancia de la suelta y lo que es más importante, de las horas reales de vuelo. Puede haber infinidad de combinaciones en función del tipo de mezcla de la comida y de los productos utilizados, pero lo importante es entender que cuando llega la paloma de concurso ha de recibir una comida muy rica en fibra y de fácil digestión (depurativa) con ingredientes suplementarios como la levadura de cerveza con limón o yogourt para regenerar la flora intestinal y en el agua productos reconstituyentes de las sales minerales (electrolitos) y energía muscular recuperadora (glucosa.) .

Es imprescindible que al segundo día de regreso tomen un antibiótico polivalente que limpie la paloma de cualquier microorganismo y que al mismo tiempo tenga el mínimo efecto secundario nocivo y ayude a recuperar la forma.

Como se dijo, los primeros días relajación máxima intestinos y órganos, con comida depurativa, seguido de comida rica en leguminosos (40%) y el último día, comida rica en hidratos de carbono (60%) y sólo un 20% de leguminosos con el fin de que completen sus reservas con hidrocarbonados (azúcares). Un grano muy importante como rico en azúcar (glúcidos) y digestivo es el maíz. Se recomienda añadir un 20% de arroz con cáscara rico en vitamina B, digestivo, refrescante y relajante, fundamentalmente en sueltas de fondo-gran fondo y temperaturas superiores a los 25°C .

Texto:  J.J.Jusué

programa de mantenimiento concursos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*