Manual de Colombofilia | Razas | Libros
Home / Colombofilia / Entrenamiento de palomas mensajeras – Gran Fondo

Entrenamiento de palomas mensajeras – Gran Fondo

Aunque mucho se ha hablado y escrito de cómo competir con viudos, es un hecho constatado por la experiencia de muchos colombófilos que la mayoría de las mejores posiciones en estas sueltas tan largas suelen ganarlas hembras al natural. Esto no significa que la viudez no resulte efectiva en colombofilia; al contrario, para concursar en un pequeño cuadro de sueltas es probablemente el mejor método. Pero, para ganar de manera constante, al más alto nivel, en carreras de 800 Km. o  superiores, lo que interesa es ganar esa prueba excepcional en concreto y es ahí donde tiene aplicación el siguiente método para hacerlo.

Cómo preparar una carrera de 800 Km.

No tratamos de desvelar todos los secretos. Simplemente se trata de desmenuzar un poco una técnica bien probada y establecida desde hace mucho tiempo, que funciona para distancias de 800 Km. e incluso superiores, que generalmente se celebran en el mes de Julio.

entrenamiento de palomas mensajeras

¿Por dónde empezar? Por las herramientas necesarias en éste “oficio”; las aves. Es un regla de oro que el origen de tu equipo de vuelo debe estar compuesto por palomas de fondo. Como mínimo, dos de los cuatro abuelos de estas palomas deben ser buenos ganadores de grandes distancias para que así al menos alguno de ellos transmita sus genes. Si no tienes esta clase de aves otra opción es contactar con algún palomar local o compañero colombófilo con buenos resultados y regularidad en ésta clase de sueltas para obtener las palomas adecuadas.

Dando por hecho que ya tenemos las palomas adecuadas y que quieres preparar a un pequeño equipo de hembras para los 800 Km. Empezaremos con palomas (hembras) jóvenes hijas de parejas que ya participaron en este tipo de distancias y que como se sabe por lo general son difíciles de perder. Hijas de la típica pareja que al final de la campaña  siempre parece que no se pierden. Los mejores resultados acaban proviniendo de éste tipo de palomas.

El entrenamiento de base debe ser continuado hasta distancias de 80 Km. y después se completará con sueltas de hasta 200 Km. como máximo, en días bien elegidos, evitando las carreras que puedan ser excesivamente fáciles o duras.

A medida que avanzamos hacia el año de vida de nuestras hembras, tenemos que emparejar las aves a mediados de Febrero. Es importante sin embargo, que  emparejemos en un departamento del palomar en el que deberán permanecer durante toda su vida deportiva: tenemos que maximizar su amor hacia su hogar, el palomar.

A medida que inicia su etapa adulta y cría su primer nido de uno o dos pichones (uno al menos) debe empezar a mostrar su carácter. Damos por supuesto llegado éste punto que el aficionado tiene a sus palomas en óptimas condiciones, después de haberlas tratado adecuadamente contra enfermedades, parásitos y demás patologías.

La hembra que  nosotros estamos buscando no sólo debería ser del tipo idóneo (teoria del ala, ojo perfecto, cuerpo equilibrado, etc.) sino que también necesita ser “cariñosa” hacia su hogar y mostrar su carácter. Cariñosa tiene significados diferentes según para qué gente: un colombófilo pro-viudez dirá que las hembras cariñosas motivan al macho para volver al palomar. Igualmente es la hembra cariñosa la que tiene incorporado y desarrollado un alto deseo de estar en el hogar y en el nido. Esta es la paloma que al final de día volará esa hora extra para alcanzar los 800 Km. en ese mismo día. Docenas y docenas de palomas volarán 8 ó 10 horas, unas pocas llegarán a volar hasta 12 horas, pero la diferencia entre las que puedan volar 12 y las que volarán 15 horas es lo que caracterizará a las fenomenales.

Tenemos que utilizar toda nuestra habilidad para descubrir a este tipo de hembras en la etapa yearling (de 12 a 24 meses como muy tarde), ya que será en esta etapa cuando tendrá que demostrar su valía.

El desarrollo de las palomas de alto nivel es mucho menor hoy en día. La mejora de las condiciones de las palomas y los palomares, así como la mejora en su alimentación y preparación física, se puede volar con estos atletas  a 800 Km. o más  en el día a edades de dos años.

Cómo entrenar palomas de carreras

El juego de esperar comienza ahora: ella está emparejada, en su sección, el clima ha mejorado y respecto al calendario, ya está en su segunda puesta después de completar unas 10 sueltas de entrenamiento. Estamos alrededor de la segunda semana de Mayo y ella está lista para su primera carrera, entre 200 y 300 Km.

Su segunda carrera podría ser a finales de Mayo, y su último esfuerzo, con un año de edad recién cumplido debe estar alrededor de 600 Km. como máximo, ya a mediados de Junio. Esas tres carreras de concursos serán suficientes.

La tragedia para los yearlings es que están siempre sobre competidos, especialmente las hembras, a las que acaba de sacárselas del nido y nunca llegan a estar en la condición adecuada semana tras semana.

Hay mil razones por los que no se debería enviar a algunas sueltas, siendo el aficionado el que decida a qué sueltas llevarlas y cuales saltarse.

No estamos buscando una vuelta fugaz a casa, sino una hembra capaz de soportar un rendimiento estable en una distancia de 300 a 600 Km. en el mejor de los casos, con un resultado bueno tras un día largo de vuelo.

Lo que se debe recordar es que toda la información que se ha obtenido de la paloma durante éste primer año se deberá tener en cuenta para sacarle provecho y utilizarla de referencia para los años sucesivos.

En este punto se hace esencial llevar un diario. Saber las fechas en que la hembra parece estar en forma, cuando está más en celo, cuando coge el nido con más fuerza, permaneciendo en él prácticamente en todo momento durante 6 ó 7 días. Es necesario documentar y asimilar toda esta información. Registrar los resultados obtenidos durante las sueltas y en cómo les ha afectado el tiempo desagradable.

¿Ha cogido suficiente experiencia para competir?

Recordemos que no estamos buscando a una paloma con buen promedio, sino a una paloma para hacer un trabajo único y esta será del tipo expresado anteriormente y con la que iniciaremos el aprendizaje.

Una vez hechas todas estas anotaciones podemos pasar a la segunda temporada.

entrenamiento de palomas mensajeras

Aparearemos un poco más tarde en éste año, dejándola con el mismo macho. Nuestro diario nos recordará si la paloma fue feliz con él. En caso contrario podemos cambiar ahora al macho. Aquí es donde el colombófilo con sensibilidad saca ventaja. El sabrá qué aves se motivan y emparejan mejor al aparearlas. Podemos recurrir a algún macho tardío con el que no queremos concursar de momento y que guardamos para más adelante.

La hembra debería ser ahora la prioridad. Sólo la mandaremos a otras dos carreras antes del 800. Hay muchos ejemplos de palomas  voladas como hembras viudas, enviadas a 400 Km., no sobresalir en absoluto, llegando como mucho con el bando, pero cinco semanas después darlo todo y conseguir un muy buen resultado en los 800 Km.

Esto indica que lo que motiva el cariño por el palomar y el principal instinto que conduce a la hembra como poseída hacia el hogar son los primeros nidos. La parte esencial es el primer nido.

Lo que debemos recordar es que la hembra bien tratada y bien alimentada, podrá volar esos 800 Km.

Recordemos una vez más que estamos visualizando todo el método a largo plazo. Esperamos de nuestra hembra que complete los 800 durante  3, 4 ó 5 años, aunque es muy probable que obtengamos los mejores resultados durante los primeros años. En definitiva lo que el método prescribe es que no se necesitan un montón de carreras previas antes de mandar a las aves a los 800 Km.

No olvidemos escoger las carreras adecuadas para dejarla con suficientes ganas y no agotarla demasiado antes de la distancia objetivo.

Es importante conocer el momento de mayor motivación para sacarle partido el día pretendido.

Lo que la mayoría de los colombófilos olvidan es que los mejores voladores de 800 Km. son palomas que pueden ganar en cualquier distancia y casi a cualquier velocidad. La única diferencia es que están preparados, entrenados y puestos a punto para el 800. Es opuesta a una paloma de velocidad que sólo es capaz de rendir en carreras de corta y media distancia, sin importar demasiado cómo esté preparada.

Hemos hablado mayoritariamente del tipo de paloma y de sus entresijos psicológicos, mencionando la forma y la condición anímica varias veces, así pensemos qué se necesita para conseguir preparar físicamente a la paloma para el 800. Dicha condición se consigue con pequeñas sueltas de carretera para no sobre esforzarlas, siendo lo esencial que durante las cuatro últimas semanas soltarlas al menos dos horas para que vuelen alrededor de nuestro palomar como entrenamiento básico. Estas pautas se pueden incrementar con pequeñas sueltas locales en días buenos, dependiendo de cómo apreciemos que se sienten en la cesta. En entrenamiento en casa se verá en los resultados.