Manual de Colombofilia | Razas | Libros
Home / Colombofilia / La calidad de la paloma mensajera

La calidad de la paloma mensajera

En estos tiempos que corren y por más vueltas que le demos a la cuestión podemos asegurar que hoy en día lo único que distingue a una paloma campeona de otra es su calidad. El único inconveniente es que nadie asegurar cómo reconocer a una, pues las teorias ya quedaron desfasadas y los cuidados entre campeones difieren como la noche y el dia; podemos limpiar todos los dias o dejar que los excrementos se amontonen, hay muchos metodos para alimentar, formas de entrenar, buscar razas de fondo de velocidad cuidar al detalle la seleccion según el standar y a pesar de todo no triunfar, pero aquel que tenga la suerte de criar una sola buena paloma cada año será probablemente un campeón; es por ésto por lo que se crían tantos pichones cada año, buscando esa fortuna.
la calidad de la paloma

La calidad de la paloma mensajera

 Siempre he preguntado a la gente que tienen muchas palomas con más de un primer premio y hasta el dia de hoy entre mis conocidos  poca gente las tiene, con puestos entre los 10 primeros es más comun pero una paloma que consiga el primer premio más de dos o tres veces es realmente un ave fuera de serie y tiene que tener algo que la distinga a nivel mental claro  pues un solo primer premio puede ser por azar, viento a favor, palomar más cercano, palomar con mejor acceso, cuidados, entrenamiento, etc.
Cuando una paloma nos gana un concurso tenemos la tentación de pasarla a la cría o conservarla con la creencia de que es un buen ave sin embargo se pierde o nunca hace nada más. 
Conozco palomares que han comprado 10 parejas de reproductores todos primeros premios de algún concurso, se pone a criar con ellos, crían muchisimos pichones y luego en la temporada de carreras ganar menos premios de los que acustambraba a ganar con las suyas. 
Además, quién vende tantos ganadores y por qué.
Por ejemplo hay que ver que club es, pues en un club sin nivel y que tenga pocos socios el que sepa un poco más y tenga palomas aceptables sera un super campeon, en su club claro, por eso hay tantos campeones por ahi sueltos pero realmente solo estan por delante de unos pocos socios que hay en su club de origen.
Otros consiguen criar con suerte buenos pichones un año y mientras les duran estas palomas ganan premios, el problema es cuando envejecen o se pierden a partir de ese momento parece como si ya hubiese olvidado los secretos que los demas piensan que tenian; que pasó ¿ya no limpia todos los dias? ¿o no les hecha ajo ni levadura,ya no los entrena igual o quizas esos secretos no eran otros que las palomas?
Me cuesta pensar que si alguien da con una buena paloma con lo dificil que es, la pueda vender. Otra cosa es vender la ganadora de una prueba que no te da seguridad de ser buena reproductora ni siquiera que pueda repetir este hecho y aprovechar la situacion.
Yo en la actualidad tengo dos hermanas de nido regaladas por mi amigo Jose Manuel Gómez, “tito”, las dos con premios y una de ellas con dos primeros uno con pichones y otro con adultas dentro del año de su nacimiento, todo el que las ve me dice que no valen pero yo confio en ellas y próximamente probaré a sus hijos que espero sean precoces igual que sus progenitoras.
Es otra prueba que no sé como saldrá pero a base de errores se va  descifrando  poco a poco el enigma que es la colombofilia y aprendiendo algo más si es que sabemos algo claro.¿Que pasaría si solo criasemos con palomas que tuviesen varios primeros premios?
Creo que estaríamos muy por encima de la media;  el problema es quien tiene esas palomas. Se puede ser un buen colombófilo medio y ganar premios pero dependemos de su inteligencia,  no lo olvidemos que ellas vuelan solas, a partir de la suelta solo podemos esperar y confiar en ellas despúes de haber puesto todo de nuestra parte para prepararlas claro, aunque sea a nuestra manera. Cuando veo pedigrees de palomas que tienen 16 primeros premios no se qué se sentirá al tener tal ejemplar pero tiene que ser algo increible y dificilmente repetible.
Texto: Miguel Irie

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*