Manual de Colombofilia | Razas | Libros
Home / Colombofilia / La colombofilia en las escuelas

La colombofilia en las escuelas

la colombofilia en las escuelasPromocionando la colombofilia

Debería ser algo habitual, una práctica cotidiana y altamente recomendable  que tuviésemos algún tipo de promoción de éste minoritario deporte que es la colombofilia. Y qué mejor lugar para ello que delante de un público que aunque jóven, niños y niñas,  enormemente receptivo ante la novedad de unas curiosas palomas que compiten en carreras.

La colombofilia es un deporte minoritario como todos sabemos, que se aprende o se inculca por la proximidad de un colombófilo en la familia o en nuestro ámbito social más cercano.

No se tiene acceso a ella por la promoción “masiva” o la divulgación puntual que los medios puedan hacer de ella, como ocurre con otros deportes de masas a través de la televisión y el resto de medios de comunicación.

La colombofilia apenas sale de los clubs deportivos de los aficionados que la practican, de los palomares y de las escasas exposiciónes colombófilas que se celebran, donde un altísimo porcentaje de participantes lo conforman los propios aficionados o sus allegados.
Si a ésto unimos la alta edad media actual de los colombófilos en activo, se hace imperativo algún tipo de política o iniciativa para garantizar el relevo generacional o ésta práctica deportiva, ésta bella afición seguirá estancada si no en retroceso a corto y medio plazo.

Por todo lo anterior resulta extremadamente gratificante encontrarse experiencias como la que leí no hace mucho en una web especializada en colombofilia, y que queda resumida en el titulo de éste artículo.

La Federación Colombófila Gallega siguiendo una iniciativa de la Xunta de Galicia desarrolló el pasado año jnto con otras federaciones deportivas un programa para impartir charlas en los colegios de educación primaria que resultasen interesantes y didactivas para los alumnos, niños de entre 8 y 12 años.
En el caso que nos ocupa el encargado de afrontar dicho reto fué el colombófilo y zoólogo Carlos Padín Cores que nos relata de manera apasionada en su web cómo afrontó la experiencia.

Qué se puede hacer

¿Deberíamos resignarlos a mantener lo poco que queda del en otros tiempos noble y popular deporte de las palomas mensajeras?
Las nuevas tecnologías, el ritmo de vida actual, la vida moderna en las ciudades, los costes de ésta práctica en una situación de crisis económica generalizada.., parecen incidir gravemente en la supervivencia de la propia colombofilia.

El desconocimiento generalizado tanto de niños como adultos de lo que és esta práctica, en qué consiste o incluso de que existe tal cosa debería hacernos considerar que hace falta algo más que diseñar un plan de vuelos anual u organizar las clasificaciones nacionales para que ésta bella afición sobreviva y vea tiempos mejores.

promocionando la colombofilia en las escuelas
www.jimjenner.com

Las iniciativas surjen si se pone entrega y pasión por lo que se está haciendo.
El que tiene  o ha tenido palomas mensajeras a lo largo de su vida sabe de la satisfacción de la práctica colombófila. Compartámosla.

Un comentario

  1. hala que blog más guapo…!!

    Un saludo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*