Manual de Colombofilia | Razas | Libros | De compras
Home / Cría y reproducción / La herencia de colores en palomas – El tipo salvaje

La herencia de colores en palomas – El tipo salvaje

Uno de los aspectos más interesantes en la afición a las palomas es, para muchos criadores, la herencia de colores. Criadores de todo el mundo han ido viendo con el tiempo que se puede conseguir mucho en conocimientos y en placer, si se cuenta con unos conceptos básicos sobre la herencia de los colores o sobre un diseño en particular. Además, de ese modo se pueden alcanzar más rápidamente proyectos individuales.

Muchos criadores creen que la herencia de los colores es un campo tan complicado, que resulta imposible de comprender. Oír esto me resulta un poco divertido, ya que suelen ser estos mismos criadores los que hablan en las exposiciones de cosas como “cola bifurcada”, “ojo parcheado”, etc.
Para alguien ajeno a nuestra afición todo esto suena a chino. Sucede exactamente lo mismo con la herencia de colores, si uno desconoce la terminología y los conceptos. Esto, no obstante, se puede aprender, para luego utilizarlo en casos prácticos.
colores de palomas mensajeras

Columba livia con tipo salvaje

Tal como sucede con cada nuevo concepto que se asimila, uno tendría que empezar a familiarizarse con la herencia de colores y sus conceptos paso por paso. Quizás el concepto más importante en todo el campo es el “grupo de referencia” al cual nos referimos en nuestros estudios. También fijamos cada diferencia referente a este grupo, al que llamaremos a partir de ahora “tipo salvaje”. Pero, ¿qué es el “tipo salvaje?
El tipo original de cualquiera de nuestras razas de palomas es una paloma conocida bajo el nombre de “paloma de roca”. Se la puede apreciar en todo el mundo, y su nombre científico es “columba livia”.
La “paloma de roca” es muy conocida a nivel mundial, desde Escocia hasta Irán, pasando Europa septentrional, y llegando hasta el norte de África. Al estudiarla con más minuciosidad, podemos ver que es bastante uniforme: su peso se fija en unos 230 gramos, 30 cms de longitud y unos 64 cms de envergadura. En la mayoría de los casos es de color azul-gris con dos barras negras en el ala, una barra negra en la cola y con un tornasol verde y morado en el cuello. Es una verdadera belleza – una miss del reino animal.
A pesar de todo,  hay diferencias entre los diferentes grupos de la paloma de roca,  en relación a la coloración y también a su apariencia. En algunas regiones, las bandadas de Palomas de Roca tienen el ribete ocular más rojo en vez de azul-gris. Otras, por ejemplo, tienen el cuerpo de un color más oscuro. Hay, por ejemplo, bandadas enteras con ejemplares muy oscuros. También las hay en las que los pichones tienen las patas de piel oscura, mientras que otros las tienen de color rojo. Otras diferencias se manifiestan también en la voz y en el tamaño de los animales.
Así, ¿cómo fijamos ahora nuestro grupo de referencia? Muy simple. Sólo hay que escoger una. En biología, el grupo de referencia suele ser el primer grupo en ser indentificado y descrito de manera científica. En el caso de las Palomas de Roca, el referente es la población de Europa Occidental. Sus ejemplares suelen tener los ojos anaranjados, la albardilla clara y un matiz de azul relativamente claro. Esta forma se considera como el “tipo salvaje”, es decir, “estandár” para las investigaciones genéticas. Sólo se tendrán en cuenta, pues, las alteraciones genéticas, o sea las mutaciones.
Sólo se tendrán en cuenta, pues, las alteraciones genéticas, o sea las mutaciones. Esto significa que no se  estudiarán cambios creados por una influencia exterior como, por ejemplo, un color empalecido por el sol o cambios causados por una lesión o el tiempo. Esto no es relevante. Por supuesto puede haber una razón genética por medio de la cual unas plumas pierdan  color, pero la pérdida de color de estas plumas no es el objeto de estudio.
colores de palomas mensajeras

La concha representa una mutación del tipo salvaje

Habiendo fijado nuestro grupo de referencia (tipo salvaje), podemos pasar a describir las alteraciones o mutaciones que sufre este tipo salvaje. También podemos estudiar cómo una mutación podría ser  transmitida de una generación a otra. Por ejemplo: normalmente las plumas de una paloma del tipo salvaje crecen bajo el cuello. No hay una Paloma de Roca normal que tenga concha o moño. Un concha constituye una inversión del crecimiento normal de las plumas. En un punto determinado del tiempo, posiblemente una mutación causó tal crecimiento inverso. Esta mutación fue documentada como alteración del tipo salvaje y fue otorgado un nombre, “crest”, que  en inglés  significa “concha”. La abreviación de esta mutación es “cr”, derivada del nombre en inglés.

Cuando criadores con ciertos conocimientos científicos juntaron ejemplares del tipo salvaje (es decir con la cabeza lisa) con palomas con concha, plasmaron el encuentro por escrito. Así, se verificó que  ninguno de los pichones heredó la concha. Sin embargo, al aparear a estos últimos, el resultado fue tanto ejemplares con la cabeza lisa, como pichones con concha. Se constató así una regularidad: 25% de los pichones tenían concha, 50% de los pichones era de cabeza lisa (experimentos posteriores demostraron que llevaben el gen para la concha solo una vez) y un 25% no era portador de información genética alguna para la concha. Desafortunadamente es imposible distinguir estos animales a primera vista. Sólo por medio de experimentos se puede verificar si un ejemplar es portador del gen de la concha o no.
Este reparto 25%-50%-25% es el reparto clásico de un gen recesivo en las ciencias, para casi cualquier gen recesivo. Detallaré más tarde el significado de la palabra “recesivo” . Por el momento aceptamos esta afirmación tal cual.
De una manera muy similar, se estudió y se describió otra mutación del tipo salvaje. Fue una mutación responsable de un cambio de color del tipo. En lugar de los ejemplares normales de color azul, con las barras  negras en el ala, estos animales tenían el cuerpo de color cenizo, así como dos franjas de color rojo en el ala. Es por este efecto doble que el Dr.Willard Hollander, genetista estadounidense, utilizó el nombre “rojo cenizo” o “rojo dominante” para esta mutación y le dio el símbolo “BA”. La razón de este nombre reside en el hecho de que se descubriera que rojo cenizo es un alelo para marrón (b) y por ello está situado en el mismo lugar en el cromosoma.
Un test de esta mutación dió el resultado de que era dominante sobre el tipo salvaje. Se constató además que su herencia está ligada al sexo.
Cada mutación se somete, pues, a un test con una paloma del tipo salvaje.
Esto se articula del siguiente modo: imaginemos el tipo salvaje como una superfície de agua. Se puede estar encima o debajo de ella. Lo mismo sucede con las mutaciones. O son recesivas (es decir debajo del agua) o son dominantes ( por encima del agua).
colores de palomas mensajeras

Corbata italiana en su variedad rojo cenizo con barras

Pero no todos tienen una verdadera paloma de roca a su alcance, para aparear sus palomas de raza con ella y, así, hacer sus pruebas. Pero nos es posible, de todas formas, utilizar otro grupo de animales, con la condición de que represenatan el tipo salvaje  referente a alguna mutación.
Si se quisiera, por ejemplo, quisiera comprobar una de las palomas antes mencionadas (con concha), podría utilizar cualquier paloma con la cabeza lisa, de la cual sé que no porta ningún gen para la concha. Esta paloma representa el tipo salvaje en cuanto a la concha. De la misma manera puedo utilizar cualquier ejemplar azul  con barras (franjas) de cualquier raza, si lo que pretendo es hacer una pareja para comprobar la herencia de rojo cenizo o marrón, ya que azul con barras es el tipo salvaje.
Es importante no perder de vista que el tipo salvaje es nuestro paradigma o referencia en todo. El símbolo utilizado para el tipo salvaje es “+”. Este símbolo es utilizado ya que no sabemos nada sobre los factores que hacen que una paloma de roca sea tal (la única certeza es que es una paloma de roca). Al tener una alteración del tipo salvaje podemos comprobar si esta mutación es recesiva o dominante sobre el tipo salvaje.
En definitiva, el tipo salvaje es el marco referencial y original en lo que a la paloma se refiere.  Siempre empezamos con el tipo de salvaje en nuestros estudios, cuyo símbolo es simplemente “+”.
Cuando hay una mutación del tipo salvaje, ésta se examina, se describe y clasifica (dominante o recesiva) y, finalmente, recibe un nombre y una abreviación genética.
Via: Frank Mosca, Fotos: Hellmann

2 comentarios

  1. perdón quise decir que el color es un marrón oscuro, es un marrón más. oscuro pero algo más claro que la de la. foto del artículo, siento algunas faltas, estoy desde el móvil

  2. Hola, tengo una pareja de palomas una bravía ( la salvaje que ponéis aquí, la columba livia) y una colipava blanca (recesivo), el resultado es una paloma con rojo cenizo (creo que es ese, es más claro que un marrón, si hay alguna forma de mandar foto decidme para poder hacerlo) con barras, las patas son largas y más grandes que las del padre ( la bravía) y más como mola madre, y con plumas, cosa que ninguno tiene, el cuello es algo más largo que el del padre, y algo más. corto que la madre, pero al mover la cabeza lo hace con el movimiento de la misma, la cola no es colipava, pero no la tiene como el padre, la tiene algo más levantada y con más plumas, el patrón de dibujos y es como la del padre, barras en las alas, ahí y en el cuello se ve el rojo, aunque se está extendiendo un poco , aun así el dibujo es barra
    Esas son las características que he sacado, creo que es macho macho, por lo que he leído de herencia de color y tal, pero no se, sabíais decirme si paso. foto?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*