Manual de Colombofilia | Razas | Libros | De compras
Home / Colombofilia / La teoría de la cola en palomas mensajeras

La teoría de la cola en palomas mensajeras

teoria de la cola La teoría de la cola en palomas mensajeras  aconseja al colombófilo examinar las dos plumas de los extremos de la cola y si en éstas encuentra en los cañones marcas o una serie de puntos pequeños, seguramente la paloma había tenido un concurso muy duro. Si comparamos las plumas de distintas palomas participantes de la misma prueba, las palomas que presenten éstos puntos habrán tenido que hacer un sobreesfuerzo para regresar a su palomar, quizás porque su forma fisica no era la adecuada o bien por la propia dureza de la prueba. En cualquier caso éstos puntos o marcas pueden servir al colombófilo para darse cuenta de que esa paloma necesita un descanso extra.

El estrés de la prueba, el dormir una noche fuera del palomar o sobreesfuerzos deportivos podrán ocasionar éstas marcas o puntos aunque no necesariamente en todas las palomas afectadas por tales incidencias.

Las plumas centrales

Las plumas centrales de la cola nos pueden servir de indicadores  de fiebre o estrés si aparecen con algún  tipo de mancha blanca, semejante a polvillo blanco,  seguramente como consecuencia de alguna alteración en las condiciones habituales del ave; parásitos, cambios de horarios, incidencias nocturnas que impiden el descanso, etc.. .

El cañón de las plumas como indicador de calidad

En casos donde el cañón es recto, pero se desvía solamente un poco hacia la pluma, es posible encontrar buenas palomas.

1.- Cuando el cañón se tuerce, o hace un ángulo hacia la derecha: la  paloma será de poca calidad.
2.- Cuando el cañón es recto y un poco desplazado hacia la derecha: la palomas será mejor equilibrada, pero todavía de  calidad inferior.
3.- Cuando el cañón es recto y un poco desplazado hacia la derecha con un cañón desviado a la izquierda en su segunda pluma el ave será más equilibrada que en los casos anteriores.
4.- Cuando el cañón de la primera pluma es recto y un poco desplazado a la derecha, estando muy desviado hacia la izquierda el cañón de la segunda pluma, resultarán palomas más equilibradas y de buena calidad.

Las palomas que tienen la primera pluma de la cola un cañón desviado hacia la derecha, deben ser desechadas para la reproducción, siendo sólo admitidas en este caso las que representan el caso 4 anteriormente mencionado. Éste tipo de palomas resultan grandes reproductoras y viajeras, pero en cada caso la pareja debe tener en su primera pluma un cañón desplazado ligeramente hacia la izquierda. Es por ello que la segunda pluma resulta especialmente importante para valorar a las aves según ésta teoría.

En casos donde el cañón está situado en el centro de la pluma de una forma recta y sin curvas, estaremos ante buenas palomas y bien equilibradas, habiendo sido encontradas muchas palomas vencedoras con éstas cualidades. Esto no quiere decir, que todas las palomas que tengan el cañón en el centro vayan a ser campeonas por el mero hecho de tener éste punto a su favor;  un signo del ojo deficiente, una ala defectuosa o una preparación física inadecuada son también factores determinantes.
Dentro de las palomas con estas características hay unas que pueden considerarse como excelentes. Estas las que tiene las tres  primeras plumas de la cola en armonía; la primera, tendrá el cañón en el centro, la segunda tendrá su cañón bastante desviado hacia la izquierda y la tercera tendrá el cañón un poco desplazado hacia la derecha. Esto indica que esas palomas son muy buenas reproductoras,  especialmente si el cañón puede ser visto gradualmente acercarse al centro desde las dos plumas de los lados cuando la cola se encuentre abierta, alcanzando el centro paulatinamente al llegar a la pluma central.
Las palomas que tienen el cañón en el centro, pero luego no presentan la misma armonía en sus plumas, aun siendo buenas no tienen la misma calidad; siendo en este caso las peores, las que tienen el cañón de la segunda pluma desviado a la derecha.

La base de la cola, donde viene a terminar la espalda de la paloma, en palomas de grandes distancias no debe moverse cuande se le presiona ligeramente con los dedos, ofreciendo una ligera resistencia a dicha presión.

En definitiva, la cola puede reflejar con las distintas marcas que presenta tras una prueba deportiva, la dureza de la misma, el mayor esfuerzo que el ave a tenido que desarrollar en la misma.  Tambíen puede servir de indicativo del estado de salud de la paloma, a la hora de la selección y reproducción de los ejemplares más equilibrados y aptos para las largas distancias.

La teoría de la cola le servirá, junto con otros métodos de calificación de la calidad de la paloma, como la teoría del ojo o la teoría del ala, para producir palomas óptimas para la competición, palomas que optendrán los mejores resultados.
Fuente: D.V. Belding