Manual de Colombofilia | Razas | Libros
Home / Salud y veterinaria / Los consejos de los expertos: Dr. De Weerd – Parte I

Los consejos de los expertos: Dr. De Weerd – Parte I

inflamación por salmonelosis

Articulaciones inflamadas por salmonelosis

Uno de los problemas más habituales en los meses en que la paloma emprende la muda es la salmonelosis. Es ésta la enfermedad más común porque es justamente ahora cuando las palomas necesitan mayor energía y la enfermedad que podía estar oculta aparece.

Los síntomas pueden ser desde la presencia de plumas que no terminan por desarrollarse y quedan sin alzarse por completo, la cojera  o el ala caída, así como otros síntomas que a veces se pueden confundir con los indicios de otras enfermedades. En otoño e invierno se da una proporción de casos de salmonela cien veces más que en verano. Sin embargo las palomas que la manifiestan han adquirido la enfermedad en las cestas, durante la competición.
La salmonelosis puede  pervivir en un palomar durante años en estado latente , sin manifestarse, y luego brotar en un momento dado, coincidiendo con una época crítica en la salud de las palomas.
Las soluciones son siempre delicadas. Si el ejemplar enfermo  resulta tener mucho valor competitivo o reproductor, ha de separarse y ponerse en tratamiento a sabiendas de que a lo largo de su vida será transmisor de la enfermedad, aunque no se pueda calcular el índice de contagio que pueda desarrollar. Cuando se trate de un pichón o un ave sin excesivo valor, lo mejor será el sacrificio. En cualquier caso la enfermedad es difícil de erradicar, siendo la prevención y la vacunación las herramientas más eficazes para combatirla.
excrementos con salmonelosis

Excrementos con salmonelosis

En estos meses finales del año conviene asimismo el control de coccidios y trichomonas, aunque lo esencial es haber realizado un importante control después de terminar la campaña. Cuanto más bajo el nivel de coccidiosis y trichomoniasis tanto mejor para que la pluma salga con fuerza y flexibilidad; ” una buena muda  constituye la base de unos resultados óptimos a lo largo de la próxima temporada colombófila”.
Durante el periódo de cría, los huevos claros y la mala formación de la cáscara se pueden atribuir a niveles altos de salmonela. Asimismo es necesario  controlar las trichomonas y los vermes antes de los apareamientos, siendo posible que aparezcan en esta época adeno-coli.
En cuanto a la competición se refiere, algunos de los problemas que se producen en el palomar son debidos a la calidad de las instalaciones, a su posición y a la ventilación del mismo. Es preciso que corra aire fresco, pero sin cambios bruscos de temperatura. La ventilación y la sequedad resultan necesarias y de esta forma pueden evitarse muchas enfermedades realacionadas con las vías respiratorias. La ornitosis y las enfermedades respiratorias hacen su aparición después de la cuarta o quinta suelta y éstas ocupan casi un 90% de los problemas existentes en el palomar; coccidiosis y trichomoniasis  apenas aparecen estas primeras semanas. Ya no se encuentra plumón junto a los excrementos, disminuyen las ganas de entrenar, y las viajeras no llegan a los resultados exigibles. Resulta inevitable el tratamiento e incluso en los casos más agudos dejar de competir durante algunas semanas.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*