Manual de Colombofilia | Razas | Libros
Home / Colombofilia / Manual de colombofilia – IV

Manual de colombofilia – IV

manual de colombofilia

4. Alimentación

alimentacion de las palomasLa paloma mensajera es un ave que se alimenta principalmente de granos.
La dieta al igual que cualquier otro atleta, debe estar perfectamente equilibrada, en proteínas, hidratos de carbono y grasa, para proporcionar los requerimientos necesarios, en los diferentes períodos fisiológicos y deportivos. Estos períodos los podemos dividir en:
– concursos (desde enero a julio), reproducción (desde enero a julio), muda (de junio a noviembre y descanso (de noviembre a enero)
Los granos se dividen en tres clases:
– cereales: trigo, cebada, avena, maíz, centeno, sorgo mijo.
– leguminosas: habas pequeñas, guisantes, veza, lentejas, yerros.
– oleaginosas: linaza, colza, nabina, cañamón, girasol.
Cada colombófilo, tiene sus preferencias por unos granos o por otros, que harían interminable la combinación de los mismos. De todas formas, se aconseja lo que podríamos llamar una alimentación base:
1º.- Epoca de concursos, reproducción y muda:
– 65% de cereales.
– 30% de leguminosas
– 5% de oleaginosas
2º.- Epoca de descanzo: la mayoría de los colombófilos aconsejan que estas dietas sean lo más ligeras posibles y por tal motivo se recomienda:
-50% alimentación base,
-50% de cebada.
Independientemente de esta alimentación, las palomas deben tener siempre a disposición una mezcla de GRIT (pequeñas piedrecitas que actúan a manera de dientes, triturando el alimento a nivel de la molleja)
También una vez a la semana se debe suministrar verdura (lechuga, col, etc..)
Las comidas se distribuyen según criterios; para unos es aconsejable dar una sola comida a una hora determinada cada día; y para otros distribuir las comidas en dos tomas, una por la mañana y otra por la tarde. En cualquier caso, 20 minutos despues de distribuir la comida se retiran los bebederos.
Debemos no alimentar demasiado fuerte. El maiz se usa abundantemente, tanto antes como despues de cada concurso. El trigo, contiene mas del 13% de proteinas, y es fundamental durante la cria y la muda. El kardy por un lado es muy rico en fibra, lo cual ayuda a mantener el apetito, y por otro lado es muy rico en acidos grasos, aminoacidos, y minerales esenciales, lo cual contribuye a mejorar notablemente el valor nutritivo de los cereales.
En cuanto a la administración sii les damos los granos por separado evitaremos que las palomas adquieran malos hábitos. Después de darles de comer no debe quedar ningún grano el el comedero. Debemos evitar los trastornos digestivos por los cambios de regimen. Para ello se deben dar siempre los mismos granos o con muy ligeras variaciones.
Bueno resulta también añadirle miel pura de abejas los días de concurso en el agua y té de hierbas y semillas, una vez a la semana, durante la muda. Si se usa un bebedero colectivo, lo pondremos ligeramente sobreelevado en vez de sobre el suelo, para que no se ensucie el agua, y le cambiaremos el agua varias veces al día.

4.1 La cebada

cebadaLa cebada es un grano muchas veces despreciado en el palomar, tanto por el colombófilo, como por la paloma; por el primero por que lo considera como un grano con poco poder energético y alimenticio, y por la segunda debido posiblemente a su sabor y textura que hacen que no sea de los más apetecibles de la ración, más aun, es normalmente el último que el animal ingiere, cosa que solo hará si el hambre la obliga.

Es un cereal ligero y refrescante que no tiene un contenido calórico tan elevado como otros cereales pero si tiene alto contenido en proteínas ( 12%). La cebada es igualmente un gran alimento energético, contiene el 10% de elementos plásticos y albúminas, siendo un alimento de construcción al mismo tiempo que energético y mineralizante, pues tiene mucho hierro y magnesio. Es de los cereales más ricos en fósforo, siendo bueno para el sistema nervioso. Posee entre un 60 y un 75 % de hidratos de carbono . Bajo contenido de agua y valor calórico bastante elevado, debido a su contenido de hidratos de carbono. Las proteínas constituyen aproximadamente el 10% del peso del grano. A parte de estas consideraciones más o menos teóricas y que pueden no decirnos mucho, estoy por asegurar que la cebada es el grano “de la salud” para la paloma, ya que su aporte en la ración, además de proporcionarle elementos que requiere el ave, sirve en gran medida para evitar problemas de sobrepeso, de toxicidad y facilita el transito intestinal. Esto, traducido a lenguaje colombófilo quiere decir que cuando damos un porcentaje adecuado en la ración, nuestras aves van a volar mejor (por la carencia de excesiva materia grasa que les hace de lastre) van ha tener una digestión más corta y fácil, lo que le supondrá un mejor estado de los órganos que en ella intervienen, y esto mismo hará que los excrementos adquieran esa forma dura y redondeada que tanto nos gusta observar en el palomar. ¿Y que porcentaje es el adecuado? Depende de varios factores, tales como el ejercicio que realiza el animal en su entrenamiento alrededor del palomar, si además esta sacando unos pichones, la temperatura ambiente, la reserva de grasa que queramos que adquiera para afrontar el próximo concurso, etc.
En muchas ocasiones, la única diferencia que existe entre que una paloma regrese a su palomar en cabeza o lo haga en la cola del pelotón o que incluso se pierda irremediablemente, es el sobrepeso que esta lleva en su organismo en forma de grasas acumuladas y que la obligan a apearse, con las nefastas consecuencias que esto puede suponerle, sobre todo si vuela sobre el mar.

< anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | siguiente >

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*