Manual de Colombofilia | Razas | Libros | De compras
Home / Colombofilia / Manual de colombofillia – VI

Manual de colombofillia – VI

palomas mensajeras

6. El ciclo anual

manual de colombofiliaEl año colombófilo coincide con el año natural, y por eso se oye decir con frecuencia que la colombofilia es un hobby que dura 365 días al año. La vida de la paloma se desarrolla según la duración de los días y de las noches, en otras palabras, según el fotoperiodo. Es muy importante que el aficionado conozca los hábitos naturales de las palomas para no interferir con la naturaleza. Lo normal en la paloma es vivir en pareja, y reproducirse entre el equinoccio de primavera, y el equinoccio de otoño, es decir entre el 23 de Marzo y el 22 de Septiembre. En esos seis meses, los días son mas largos que las noches, y las palomas se vuelven mas activas, y desean reproducirse todo lo posible. En los seis meses restantes, las palomas no crían, y se limitan a reponer el plumaje y, después, a descansar todo lo que pueden. Esa es la razón de que la campaña deportiva vaya desde Marzo hasta Septiembre. Por tanto, tenemos tres periodos bien definidos:

1º.- Primavera-Verano (de 22 Marzo al 23 Septiembre): época de cría y de viajes.
2º.- Otoño (de 24 Septiembre al 21 Diciembre): época de muda.
3º.- Invierno (de 22 Diciembre al 21 Marzo): época de reposo.
Grandes criadores belgas, como Pol Vanhecke ya defendian en 1925 seguir la cría natural: echar las parejas el 1 de Marzo. y competir hasta el 30 de Septiembre y se cerraba los criaderos el 30 de Septiembre para facilitar la gran muda, separando por último a principios de Febrero los sexos.
Los colombófilos utilizan métodos diferentes: acoplan las parejas en noviembre para criar una postura, las separan y las vuelven a juntar en marzo para la temporada de vuelos, con la intención de que el pichón nacido en enero esté más viajado y formado que los nacidos en abril. Para evitar que durante los meses de reposo las hembras sigan poniendo huevos, es recomendable quitar los criaderos y poner perchas individuales a partir de mediados de septiembre, así como separa los sexos y facilitar así el intercambio de parejas para la siguiente temporada.

6.1 Reproducción y apareamiento

manual de colombofiliaLos apareamientos representan una de la virtudes más sobresalientes de nuestro deporte. Según la forma de realizarlos, depende que la colonia alada en el futuro mejore o por el contrario degenere, produciendo una población de palomas que se perden con facilidad en los concursos. Por tal motivo, deben dejarse para los reproducción solamente palomas con reconocida categoría o las procedentes de palomares con un pedigree comprobado. Independientemente de su fin mejorador de la colonia, el conocimiento de los apareamientos, reproducción y cría son importantes porque el deporte de la colombofilia basa mucha de su estrategia de funcionamiento en que las palomas que se viajen estén en celibato (machos y hembras separados), con huevos , con pichones o en viudez.
La diferenciación de machos y hembras se hace por caracteres externos, normalmente el macho es de mahor tamaño, posee un arrullo característico, que se hace evidente cuando persigue a otras palomas, desplegando las plumas de la cola por el suelo. El macho suele tener la cabeza, el pico , así como las caranculas de mayor tamaño que la hembra.
Normalmente se unen las palomas cuando el fotoperíodo natural va en aumento, esto es, a partir de enero y hasta junio. No obstante dependiendo de la latitud y la época de muda, se puede extender hasta los meses de agosto-septiembre.
Se seleccionarán para los apareamientos machos y hebras que posean constitución armónica, una fuerza comprobada, un ojo apropiado, una rapidez en el vuelo contrastada en los diferentes concursos, etc., única forma de que puedan fijar en sus descendientes las mejores características. Aún así, ello no quiere decir que se vayan a obtener excelentes productos. Es el colombófilo quien debe con su constancia ir eliminando los caracteres defecturosos de los mejores a base de cruces con palomas procedentes de otros palomares.
Cuando una pareja haya dado buenos productos, se conservará unicamente para la reproducción sin exponerlos a nuevos viajes, que prodrían motivar su pérdida.
De esta forma alternando diferentes machos y hembras y comprobando siempre los resultados de sus productos en la “cesta”, es como al cabo de algunas generaciones se puede conseguir colonias aladas de absoluta confianza.
Para hacer los aparemientos se coloca el macho y la hembra en un casillero preparado al efecto, donde efectúan la puesta y la cría de los pichones.
Fases de la cría
Las diferentes fases fisiologícas de la cría se resumen como sigue:
– La puesta se efectúa unos ocho o diez días después del apareamiento.
– La hembra pone dos huevos: el primero por la tarde y el segundo dos días después, al mediodía.
– La incubación comienza tras la puesta del segundo huevo y dura 17 días.
– El macho incuba desde las diez hasta las dieciseis horas y la hembra el resto del tiempo.
– Entre dos puestos sucesivas trascurren unos 35 días.
Cuando las crías de la primera puesta han cumplido los 10 días, debe colocarse otro nido para evitar que la hembra ponga en el mismo nido y los huevos puedan romperse así como una incubación irregular por imposibilidad física de estar crías y padres juntos en el mismo nido.

El reposo otoñal

manual de colombofilia
Desde marzo a septiembre hay mucho trabajo que hacer; cría, concursos,…y con el otoño llega el reposo y cierta relajación, aunque no así para la paloma, que comienza a renovar completamente su plumaje.
Se puede dejar abierto el palomar, desde la mañana hasta la noche, para que entren y salgan cuando quieran. El ejercicio diario es fundamental para una buena muda, pero, y esto tambien es básico, las palomas deben dosificarse ellas mismas. Deben estar relajadas, muy relajadas, como en unas verdaderas vacaciones. Los baños frecuentes contribuyen a ese clima de relax. Si las palomas estan acostumbradas a comer los granos elementales, entoces solo tenemos que subir un poco el porcentaje de los que favorecen la sedosidad de la pluma: el trigo y el kardy. El té de hierbas y semillas favorece la muda, y su uso semanal se recomienda al igual que el verde. El grit y las sales renovados a diario sin falta.. La muda será infinitamente mejor si las palomas no tienen parasitos internos, ni externos. Por tanto, la desparasitación mas que una recomendación, es una obligación. La aparición de cualquier enfermedad, durante este periodo seria un contratiempo grave por lo que hay que extremar la limpieza y la desinfeccion del palomar.
Durante el periodo invernal, las palomas acumulan las reservas, fisicas y nerviosas, que necesitan luego, para críar y para viajar. Antes solo se las alimentaba con cebada, y un poco de linaza, pero ahora nó. En la actualidad, las palomas ingieren los mismos granos que comen durante el resto del año, aunque se reduce un poco el porcentaje de leguminosas, y de oleaginosas. De esa forma pueden fabricar las reservas mencionadas antes. El ejercicio es importante siempre, tambien en ésta época. Si las tenemos mucho tiempo paradas, luego, cuando les demos la libertad de repente, pueden sufrir dislocaciones en las articulaciones de las alas, o pueden verse sorprendidas por la niebla y extraviarse. Las parejas se separan durante el invierno, para así poder cambiarlas y ensayar nuevas combinaciones. Después del invierno llega la primavera y, con ella la vuelta al trabajo, pero antes deben deshacerse del plumón invernal.

< anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | siguiente >

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*