Manual de Colombofilia | Razas | Libros | De compras
Home / Colombofilia / Palomas y halcones: el juego de la supervivencia

Palomas y halcones: el juego de la supervivencia

palomas y halcones

En el esfuerzo constante de los colombófilos por proteger a sus palomas del ataque de halcones y otras rapaces, la imaginativa nos lleva a utilizar los mismos recursos de supervivencia que encontramos en la
naturaleza.
Muchos son los ejemplos de animales y plantas que aparentan ser más feroces de lo que son realmente imitando formas, dibujos y colores de otros seres vivos más grandes o peligrosos, para intentar no ser comidos por sus depredadores naturales.
Es un mecanismo de supervivencia desarrollado por la evolución durante miles de años y que ha servido para que especies pequeñas o indefensas tengan más posibilidades de sobrevivir.

Protegiéndo a las palomas de los halcones

El hombre, que siempre busca inspiración en la naturaleza, y en éste caso particular el criador de palomas, observa éste comportamiento y decide adaptarlo para la protección de sus palomas.
Con tal fin proveen a sus más preciados ejemplares de éstos singulares dibujos, que a modo de enormes ojos le confieren al ave vista desde arriba un aspecto más “temible” del habitual ante rapaces y depredadores al acecho.
Un poco de pintura para palomos, un poco de paciencia y nuestra creatividad son suficientes para recrear sobre las alas de las aves unos ojos enormes, un rostro amenazador, unos rasgos o dibujos que denoten peligro, … y así conseguir nuestro objetivo; auyentar a los atacantes o al menos hacer que desistan de su empresa.

No podemos asegurar que ésta técnica funcione al 100% pero sin duda sí desconcertará al posible cazador, quizás tan sólo durante unos segundos, quizás el tiempo suficiente para que la paloma escape del ataque, por ésta vez y regrese a nuestro palomar.
El vuelo en bando es la forma tradicional que tiene la paloma de protegerse de los depredadores y la podemos complementar con ésta pequeña y artística ayuda individual de algunos ejemplares.

En definitiva, la consagrada técnica del trampantojo aplicada a la singular tarea de proteger nuestras palomas de los depredadores.

Foto: facebook.com