Manual de Colombofilia | Razas | Libros | De compras
Home / Razas de paloma / Palomos deportivos

Palomos deportivos

Palomos deportivos. Colombicultura en vuelo

La colombicultura es una actividad deportiva reglada que hunde sus raíces en la Edad Media, en tiempos de los Reyes Católicos, introducida en la península ibérica por los árabes, al parecer como medio de recreo.  A lo largo de los años, incluso siglos, de practicar ésta afición y de realizar muchos cruces con ejemplares de las distintas razas existentes se toma como referencia, a principios del siglo XX la paloma buchona española, caracterizada por ejemplares de notable porte, buche voluminoso y aspecto arrogante, creándose en Valencia las primeras sociedades de colombicultura.

palomos deportivos

Se distinguen dos especialidades dentro de la colombofilia: palomos deportivos de celo y palomos  de raza buchona.

Palomos deportivos

Las competiciones de palomos deportivos se practican en pleno contacto con la naturaleza,  siendo los palomos los auténticos protagonistas.  siendo el colombicultor la persona que los cría, selecciona y entrena para los concursos en los que se participará.

En la actualidad en los palomos deportivos  se busca un palomo de buen tamaño, no excesivamente grande, de porte arrogante, muy resistente al vuelo, luchador en el suelo y celoso de su hembra, inteligente y con buena memoria para recordar los lugares donde ha visto pararse a la paloma.

La competición consiste, tras la suelta de una hembra, denominada “paloma de suelta” dotada de una pluma blanca que sobresale en la cola y que la distingue, en el cortejo por parte de los machos que participan en dicha prueba o suelta para conseguir llevársela a su palomar o estar el máximo tiempo con ella. Durante el desarrollo de la prueba, se producen diversos  situaciones  que suman para la puntuación final de cada ejemplar.

Toda la suelta es seguida por los aficionados y  el equipo arbitral designado en cada ocasión. La zona donde se realiza se denomina  campo de vuelo y es deseable que cuente con algunas edificaciones arbolado para los distintos lances.

Palomos de raza buchona

La modalidad de palomos de raza buchona consiste en la crianza de ejemplares pertenecientes a cualquiera de las razas de palomas  reconocidas por la Real Federación Española de ColombiculturaRFEC  (diecinueve en la actualidad),  con el fin de obtener palomas que se ajusten al máximo a los estándares establecidos para cada raza de belleza, porte, perfección física y vuelo, con el objetivo de participar en las exposiciones y concursos que se celebran en instalaciones cerradas o bien enjuiciamientos del vuelo a cielo abierto.

Anualmente se organizan competiciones según la demarcación geográfica ( a nivel de  club, provinciales, regionales o nacionales) que acogen a ejemplares de diferentes razas de las que cuentan con estándar reconocido. También se pueden celebrar concursos monográficos especializados en una raza en concreto.

Origen de la colombicultura

Hablar de los orígenes de la colombicultura nos lleva a remontarnos hasta los tiempos de la invasión y la dominación árabes, pues se supone que fueron los árabes quienes introdujeron en la Península la afición al vuelo de palomos. Dado lo vasto del territorio que ocuparon, es de suponer que esta afición no se estableció en un solo punto, sino que se extendió por diversos lugares de nuestra geografía, y principalmente por la zona de levante, las actuales comunidades de Valencia y Murcia.

Terminada la reconquista la cría de palomos se mantienen y numerosos documentos de la época recogen la gran cantidad de palomares existentes en las zonas recuperadas.

palomos deportivos de celo

Es en el siglo XIX cuando se crean las primeras sociedades regladas para la cría y concurso de palomos laudinos en distintos puntos de la geografía española. Ya en la década de los cuarenta, y despues de muchos avatares, la colombicultura se constituye como deporte oficial al amparo de la legislación de la época, creándose la Federación Nacional de Colombicultura  en 1944. Poco después se crearía los campeonatos nacionales e interprovinciales.

El palomo deportivo. Características

El palomo deportivo es de temperamento vivo y nervioso, resistente en vuelo y luchador incansable en la persecución de la hembra. La apariencia del palomo deportivo varia según la zona que nos encontremos del levante. En Valencia podemos encontrar un palomo mediano, con poco buche y muy temperamental. Sin embargo en las regiones de Murcia y Andalucía el palomo es algo más grande, de buche más pronunciado y algo más atemperado, con mayor aguante  en la lucha en el suelo. Éstas diferencias provienen de los diferentes cruces realizados en cada zona con las razas preexistentes en cada región para conseguir los  fenotipos actuales.

A diferencia de los  palomos ladrones, o palomos laudinos, el palomo deportivo está diseñado para competir con ardor, para perseguir sin cesar a la hembra  a diferencia de las primeras que lo están para cortejar a la paloma y conseguir atraerlas a su casillero con perseverancia y galantería, sin tocarles una pluma.

El adiestramiento

Lo más importante a la hora de obtener un buen palomo depende del plan de entrenamiento que utilizemos. La experiencia siempre es una buena consejera a la hora de aprender qué tácticas funcionan y cuales no.

El adiestramiento del palomo deportivo empieza cuando el pichón alcanza el celo y empieza a ir detrás de las palomas.
Cuando el palomo entra de lleno en su primer  celo lo que se debe hacer es dejarlo en el cajón de vuelo donde va a ser enseñado o en su defecto en alguna voladera junto que alguna paloma de suelta para que fije el tipo de color de paloma que debe perseguir.

No estará demás, cuando comenzemos a aquerenciarlo a su cajón de vuelo definitivo que comprobemos que el ave come y bebe regularmente, para evitar que ante la extrañeza del lugar y los nuevos dispensarios de comida y bebida no se nutra adecuadamente y nos demos cuenta de ello demasiado tarde.

Una vez hayamos enseñado el pichón es bueno ir soltándolo sólo junto a una paloma a la que deberá seguir y llevará la cola marcada, como en los futuros concursos. Cuando el jóven pichon se desenvuelva bien persiguiendo en vuelo a la hembra ya estará preparado para picarlo con otros machos.

Factores que influyen en la competición

Para intentar que lospalomos vayan lo mejor posible en los diferentes concursos que se realizan durante la temporada hay que tener en cuenta una serie de factores que influyen en el rendimiento del palomo, y de no hacerlos así puede suponer la pérdida de la competición.

competición palomos deportivos

a) La alimentación

Uno de los factores mas importantes es el de la alimentación,  y no sólo durante los días previos a las competiciones, sino durante todo el año, pues es la base de los resultados que cosechemos con el animal.La  dieta debe ser variada y equilibrada. Tampoco debe faltar el grit y algún complementor mineral para reforzar su estado de forma.

b) Evitar ansiedades innecesarias

Otro factor importante es la tranquilidad en las instalaciones del palomar durante los días de concurso y los previos a éste. Si en éstas fechas introducimos algún ejemplar nuevo o paloma hembra, nuestros concursantes detectará al intruso y corremos el riesgo que el día del concurso se quede por el palomar intentando buscar al nuevo ejemplar, en vez de salir a competir.

c) Pintura que destaque

Otro factor que puede ser motivo de fracaso es una pintura escasa o inadecuada de nuestro palomo. Si poseemos un palomo de colores oscuros seria conveniente pintarlo por encima o si nuestro ejemplar es de porte pequeño o tiende a alisarse.  Con ello ayudamos a evitar que otros palomos le molesten o confundan en el fragor de la competición, ya que hay palomos que tiendena ir detras de otros ejemplares de colores lisos o pintura difuminada. Como norma general lo pintaremos con veinticuatro horas de antelación a la prueba y a continuación lo soltemos al aire para comprobar el resultado.

d) Recompensar al palomo

Cuando recuperemos a nuestro palomo después de toda la tarde con la paloma, le recompensaremos con un pequeño premio. Éste premio, que lo motivará para la siguiente prueba, será dejarlo que cubra auna paloma del mismo color que la que persiguió durante el concurso de esa misma tarde.

Cuando termina la temporada

Entre los meses de mayo y junio finaliza la temporada de competiciones y concursos hasta el otoño. La subida de las temperaturas veraniegas impone éste lapso de tiempo y además el final del verano coincide con la época de muda de las aves, que temporalmente no están en condiciones de competir. De que éste proceso natural se realize en las mejores condiciones posible dependerá en gran medida los resultados deportivos del próximo año.

Se aconseja que tomen baños frecuentes, varias horas en un solarium si nuestras instalaciones nos lo permiten y una alimentación equilibrada dónde no falten las vitaminas.

La higiene del palomar, los tratamientos preventivos anuales y en general el óptimo estado de salud de nuestros palomos permitirán una recuperación adecuada del desgaste de los concursos y afrontar la próxima temporada de competiciones con ciertas garantías.

Guardar

Guardar

[ads2]