Manual de Colombofilia | Razas | Libros
Home / Salud y veterinaria / Retencion de huevo durante la puesta

Retencion de huevo durante la puesta

retención del huevo

Después de la fase de apareamiento y tras un periódo de 8-10 días,  la hembra pondrá el primer huevo. El segundo lo pondrá con un intervado de 24-48 horas, alternándose macho y hembra en las labores de incubación.
El proceso natural de la puesta puede verse en ocasiones afectado y complicarse con la retención del huevo dentro del oviducto causada por diferentes motivos;  la fatiga de una puesta anterior reciente, falta de vitalidad del propio oviducto para expulsar el huevo, el frio excesivo o un huevo excesivamente grande o mal colocado.
Otros factores pueden influir en que se presente éste problema: una hembra demasiado jóven para la cría   con dificutades para expulsar un huevo desarrollado o en fase de desarrollado; una alimentación mal equilibrada, con deficiencia de calcio en la dieta  o problemas de absorción y metabolización de dicho calcio por parte de las hembras.

La dieta,  una de las causas frecuentes

El calcio no sólo es necesario para la formación de la cáscara del huevo y mantener una estructura ósea fuerte, sino que es parte fundamental de la actividad muscular del ave.
La presencia de la vitamina D3 es primordiar para que las aves absorban  el calcio de la dieta y ésta vitamina se genera cuando las palomas vuelan en el exterior, bajo la luz del sol. Si las aves están encerradas demasiado tiempo sin recibir la luz directa del sol  pueden acabar siendo deficitarias de dicha vitamina.
Igualmente el fósforo en cantidades excesivas interfiere en la absorción del calcio de la dieta.

Las mucosas del oviducto deben ser suaves y ayudar al deslizamiento del huevo. La vitamina F (ácido linoleico) y la vitamina A contribuyen con los nutrientres esencias para que dicho conducto no se seque y endurezca.

Sintomatología

Podremos reconocer algunos síntomas del problema mencionado si observamos que la hembra pasa demasiado tiempo en el nido sin obtener ningún resultado, si se frota la cloaca contra el suelo repetidamente, se muestra demasiado inquieta, presenta extreñimiento, plumas erizadas o incluso se siente en el suelo como si tuviera problemas para ponerse de pie.

Si decidimos intervenir en el proceso y ayudar a la hembra lo deberemos hacer con sumo cuidado pues en caso de una inadecuada manipulación el huevo se podría romper dentro de la paloma con el consiguiente peligro para el ave.
Introduciendo previamente algunas gotas de aceite de oliva en el oviducto podemos masajear ligeramente y con la mayor precaución, los laterales del abdomen en dirección a la cloaca.

De no poder conseguirlo habrá que acudir a un veterinario cualificado en aves para su extracción.


Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*