Manual de Colombofilia | Razas | Libros
Home / Salud y veterinaria / Salmonelosis en palomas mensajeras

Salmonelosis en palomas mensajeras

excrementos con salmonelosisLa salmonelosis o paratifosis en palomas mensajeras está causada por la bacteria Salmonela typhimurinum, (variedad Copenhague) que se aloja preferentemente en el intestino de las palomas y desde ahí invade el resto del organismo a través del torrente sanguíneo. La salmonela puede llegar a alojarse en las articulaciones, órganos internos como hígado, riñones, etc.. produciendo en la mayoría de los casos una inflamación del lugar donde se aloja y un anormal funcionamiento de dichos órganos.

Cuando se deriva a las articulaciones aparece hinchazón, enrojecimiento y sensación de calor en las mismas y ocasionalmente alguna disfuncionalidad asociada. Cuando la articulación afectada es el ala, aparece el síndrome de “ala caída” típico de las aves infectadas. Si el órgano invadido es el intestino aparecerán episodios de diarrea, con deyecciones de consistencia viscosa y color verdoso. Si la enfermedad aparece en los órganos reproductores ésta deriva en pérdida de fertilidad o infección de la puesta, con la consiguiente muerte de los embriones antes de eclosionar o en los dias posteriores a salir del huevo. Si es el sistema nervioso el afectado aparecerán  temblores y convulsiones así como el síndrome del “cuello torcido” (tortícolis) similar a la paramixovirus o enfermedad de Newcasttle.

inflamación por salmonelosis

Articulaciones inflamadas por salmonelosis

La transmisión de la paratifosis se produce fundamentalmente por las heces y excrementos, como agentes contaminadores del agua y comida que se suministra a la colonia y a través de la papilla o leche que los reproductores suministran a los pichones durante los primeros días de vida.

Un problema añadido al tratamiento de ésta enfermedad son los “portadores asintomáticos”, aves que se ven aparentemente sanos pero que van diseminando la bacteria de la salmonela por todo el palomar con la consiguiente incidencia desastrosa en los resultados deportivos de la temporada.

Prevención y tratamiento de la salmonelisis

Como en otros casos, la prevención es la mejor arma para luchar contra la salmonelosis. Una higiene rigurosa y una desinfección periódica de las instalaciones, comederos, bebederos y demás enseres y zonas comunes del palomar como suelo, trampillas de salida, canaletas, etc… debe ser una rutina habitual  en los quehaceres del colombófilo.  El calzado con el que visitemos otros palomares afectados de salmonela también puede ser una vía de contagio de la infección, así como las palomas extraviadas o palomas ajenas que entren en nuestro palomar y las palomas propias que tardan varios días en regresar de un concurso. La cuarentena y un tratamiento profiláctico adecuado son las pautas recomendadas para tratar éstos posibles casos de entrada de la infección.

Los tratamientos con antibióticos, como tetraciclinas, enroflaxacina, doxiciclina o furazolidona, antes de la muda y de la temporada de vuelos deberían ser de obligada observación como pauta preventiva.

Actualmente también existen vacunas contra la salmonelosis. En caso de vacunar a nuestra palomas, vía subcutánea en la nuca, debemos asegurarnos previamente que éstas están completamente sanas, tratar a toda la colonia y no olvidarnos de las medidas higiénicas básicas.

Guardar