Anillado de pichones de paloma mensajera

Los pichones de palomas mensajeras se anillan entre el séptimo y noveno día de vida, con una anilla de la federación correspondiente y que constituye su identificación reglada para poder participar en posteriores carreras y competiciones de mensajeras.

La técnica a aplicar es sencilla.

Se toman los tres dedos de la pata y se introducen en la anilla, generalmente con los números hacia abajo. Se tira y una vez pasa el cuarto dedo de la parte de atrás de la pata, la anilla queda firme.

Pichón anillado.

Anillado de aves

Anillar un pichón de paloma mensajera es un procedimiento común utilizado para identificar y rastrear individualmente a las aves con fines competitivos y de cría. Es importante destacar que este procedimiento debe ser realizado por personas autorizadas y con experiencia en el manejo de aves, ya que se debe evitar causarle daño o estrés innecesario al pichón. Aquí describiremos la técnica básica para anillar un pichón de paloma mensajera:

Materiales necesarios

  •  Anilla cerrada de aluminio o plástico específica para aves (el tamaño debe ajustarse al grosor de la pata del pichón).
  •  Guantes limpios y desinfectados.
  •  Una tabla o superficie plana para colocar al pichón.
  •  Pesas o balanza para registrar el peso del ave.

Pasos para anillar el pichón:

  1. Preparación: Asegúrate de contar con todos los materiales necesarios y de estar en un lugar tranquilo y seguro para el manejo del pichón. Lávate las manos y utiliza guantes desinfectados para evitar la transmisión de enfermedades.
  2. Captura del pichón: Sujeta suavemente al pichón con ambas manos para evitar que se escape. Ten cuidado de no ejercer demasiada presión sobre el ave, ya que son delicadas y frágiles.
  3. Medición del diámetro de la pata: Utiliza una herramienta especial para medir el diámetro de la pata del pichón. Es esencial que el anillo se ajuste correctamente, ni demasiado apretado ni demasiado holgado.
  4. Colocación del anillo: Abre la anilla y deslízala con cuidado sobre la pata del pichón. Colócala en la parte más estrecha, justo encima del tobillo.
  5. Cierre del anillo: Una vez que la anilla esté colocada correctamente, asegúrate de cerrarla correctamente para que no se pueda caer. Si es una anilla de aluminio, puedes usar unos alicates especiales para cerrarla sin dañarla.
  6. Registro de datos: Anota toda la información relevante en un registro, como la fecha, el lugar de anillamiento, el número de anilla y cualquier otra observación que consideres importante.
  7. Pesaje del pichón: Opcionalmente, puedes pesar al pichón para tener un registro de su peso en ese momento.
  8. Liberación: Una vez que hayas anillado y registrado al pichón, déjalo en libertad en un lugar seguro y adecuado, preferiblemente en el nido del que se extrajo.

Recuerda que es esencial tratar a las aves con respeto y cuidado durante todo el proceso. Si no tienes experiencia en anillar aves, te recomiendo contactar a un especialista o institución autorizada que pueda llevar a cabo esta tarea de manera segura y ética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio